6 tipos de sostenes que no pueden faltar en tu armario

  • 0

6 tipos de sostenes que no pueden faltar en tu armario

Category : noticias

Sabemos que quitarte el sostén representa un gran placer para muchas, pero la confianza que ganas cuando llevas el que es perfecto para ti no tiene precio.

Antes de elegir un sujetador debes identificar el uso que le vas a dar para facilitar la búsqueda. Aquí te dejamos una pequeña lista de posibilidades:

1. Uno muy sexy que no te de pena mostrar, con mucho encaje y unicolor para que sea fácil de combinar.

2. Uno ‘nude’, no apto para pasiones pero sumamente versátil.

3. Uno cuello en V y con la espalda baja para dar la apariencia de ir ‘bra less’ por la vida.

4. Uno tipo ‘bandeau’, el opuesto del ‘push up’ ideales para lucir más esbeltas y planas.

5. Uno ‘breast cover’, que se adhiere a la piel, normalmente hecho de silicón, ideal para esos escotes imposibles.

6. Uno para cada caso: deportivos para evitar el rebote durante la actividad física; con varilla para levantar peso; ‘push-up’ para juntar los senos al centro y hacia adelante; ‘minimizer’ para disimular los pechos muy grandes, distribuyendo hacia los lados; de copas movibles para lactar, de algodón para las que sufren de alergias o picazón en la piel.

Tips

1. A la hora de ponértelo inclina tu cuerpo 45° hacia adelante y hacia atrás.

2. Cuida que las tiras estén en su lugar, que no aprieten pero que tampoco se caigan. Lo ideal es que no se estiren más de ocho centímetros.

3. Revisa que la parte de atrás esté perfectamente alineada con la de adelante. Si está más arriba te queda pequeño y si queda más abajo falta soporte.

4. Si sientes que tu modelo favorito ya no responde como antes es porque el elástico ha expirado. La primera medida a tomar es ajustar las tiras, de ser posible, eso te ganará unos meses, pero luego tendrás que cambiarlo.

5. Todo tiene su final, pero si quieres que duren más, lávalos a mano junto con otras prendas delicadas.

6. La talla varía según lo haga también tu peso, no olvides medirte cada seis meses, debido a que el busto está formado principalmente por tejidos adiposos o grasa.


Leave a Reply